25.11.08

¡Mirad qué encontró Marine
durante uno de sus paseos por la ciudad!
No me atrevo a morderla,
¿y si encojo?

Regardez ce qu'a trouvé celle qui parle trop pendant une de ses promenades! J'ose pas la mordre, et si je retrécis?

Look what a friend founded while she was walking downtown!I don't dare biting it, what if I shrink?

Update: It's a cookie with my name in it!

Un petit gâteau avec mon nom!

8 comentarios:

  1. qué bonita...qué sencilla, pero al mismo tiempo tan apetecible...dan ganas de darle una mordidita!
    Gracias por tu visita!

    ResponderEliminar
  2. Yo también tuve unos libritos iguales de snoppy...vaya flashback..coincidimos en la atracción por las pequeñas cosas!

    ResponderEliminar
  3. De pequeña jugaba a crear mini-mundos dentro de casa.
    Ah, no sé si te has dado cuenta que hay un nombre escrito en la galleta... ¡el mío!

    ResponderEliminar
  4. Sabes que yo hago galletas asi? En Suiza, como en muchas partes, se suele hacer galletas de Navidad y regalarlas a los seres queridos, vecinos, profesoras... el año pasado compré un "aparato" que me permite "escribir" sobre las galletas lo que quieras!! Es muy original, y la foto muy bonita!;)

    ResponderEliminar
  5. oooohh!
    estoy alucinada, y tengo muuucha mucha envidia!
    qué lujazo tener una galleta tan bonita con tu nombre.. yo no sé si podría comérmela!

    ResponderEliminar
  6. Creo que no la morderé, no por miedo a menguar, como Alicia en el País de las Maravillas, sino porque es un regalo muy especial.
    Eva, ¡tienes que enseñarnos esta máquina de escribir sobre pasta!

    ResponderEliminar
  7. Oh yes, yo tambien quiero escribir sobre galletas !!

    ResponderEliminar
  8. Es lo que tiene vivir en el País de la Maravillas...

    ResponderEliminar