22.1.09

Una postal: La possibilité d'une île


6 comentarios:

  1. alors, use toi les yeux dessus.

    ResponderEliminar
  2. Qué bonitas Mariana..me gusta ir con mis ojitos bien abiertos siempre, pero la verdad es que en algunas playas se descubren verdaderos tesoros.

    ResponderEliminar
  3. Hace tanto tiempo que no piso una playa...

    ResponderEliminar
  4. Oui, Delf, ce n'est pas une mauvaise idée.
    Beemade, ¿y vosotros no encontráis tesoros en vuestra isla?
    Gaby, no puede ser, tienes que pisar una ya, y bañarte mucho mucho. Si hay algo que me reconcilia con el mundo es un baño de agua de mar.

    ResponderEliminar
  5. Caracolas?? Pîedrecitas??? Bueno, sea lo que sea tienen un aspecto muy curioso... Aquí no los he visto nunca... Quizas no he mirado con la suficiente atencion...

    ResponderEliminar
  6. Son caracolas que se han ido erosionando. ¿No has visto a nadie llevar un collar o un anillo con esta caracola?

    ResponderEliminar